Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes ampliar esta información visitando nuestra Política de cookies.

COMPARTE LA WEB
Inicio » Antes de viajar » Con quién vas

Antes de salir

La mejor manera de acabar unas vacaciones perfectas es empezarlas igual. Y para eso es fundamental tener los deberes hechos antes de salir. Importante: no te olvides de estos 3 puntos básicos.

Niños y personas mayores requieren cuidados especiales ya que son muy vulnerables a contraer enfermedades. Otro peligro es el sol y el calor. Por tanto no faltarán ni gorras, ni protectores solares de factor alto. Para evitar la deshidratación, deberán beber líquidos abundantemente. En el caso de la tercera edad, es mejor no hacer grandes esfuerzos.

 

Tampoco te puedes olvidar los repelentes de insectos, aunque ¡cuidado! Algunos pueden ser muy agresivos para los niños. Comprueba la composición y utiliza poca cantidad, evitando las aplicaciones reiteradas. Es mejor administrarlos en la ropa y no en la piel.

 

Si estás embarazada o viajas con una mujer que lo está, debes tener en cuenta los mareos y náuseas. Es importante tener localizado un servicio médico para cualquier complicación. 

 

Aunque no existe ningún problema para que estos tres tipos de acompañantes puedan apuntarse a cualquier viaje, se dedicará más esfuerzo a planearlo. En estos casos, la improvisación puede dar algunos disgustos. De entrada, la elección del destino se tiene que pensar dos veces. La distancia, las vacunas, servios médicos precarios o riesgo a contraer paludismo son criterios que pueden decantar la balanza. Consulta todas tus dudas al médico, al pediatra y al ginecólogo antes de salir.

 

Compartir en FacebookCompartir en Twitter
Antes de viajar - con quién vas

El consejo

llévate el tratamiento entero

Si algún miembro de la familia padece alguna enfermedad, es recomendable llevar suficiente medicamento para cubrir todo el período de tiempo que dure el viaje o incluso un poco más por si hay cualquier eventualidad.

¿Sabías que...?

Cuando llegues al país de destino puede ser que sientas irritabilidad, astenia o padezcas insomnio. No te preocupes, seguramente es el Jet Lag, un conjunto de síntomas físicos y psicológicos que aparecen al cruzar varias zonas horarias rápidamente. El cuerpo se irá adaptando poco a poco.

No olvides
  1. Material de cura. Las pequeñas heridas son muy frecuentes. Por eso tendrás siempre a mano suero fisiológico, desinfectantes, esparadrapo adhesivo, gasas, pinzas y tijeras.

  2. Analgésicos. No pude faltar ibuprofeno, paracetamol o  ácido acetilsalicílico en tu botiquín para aliviar trastornos dolorosos leves. Escoge el que mejor te vaya.

  3. Un set básico de higiene personal. Debido a la sudoración, es importante aumentar la frecuencia de duchas. Es conveniente secar todas las partes del cuerpo con una toalla. 

Fuente:
Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad y Consejo Farmacéutico

© 2012 - 2018 ESTEVE
Información no susceptible de evaluación por la autoridad sanitaria.